El reclamo de la CGT al Gobierno: «La inflación y la pobreza deben encabezar las prioridades»

0
3

Para la CGT «no hay más margen para el deterioro económico sin riesgo de descomposición social».

El reclamo de la CGT al Gobierno: «La inflación y la pobreza deben encabezar las prioridades»Pablo Moyano, Héctor Daer y Carlos Acuña.

La CGT instó este jueves a convocar a «un gran consenso político, económico y social que promueva el desarrollo, la producción y el trabajo como instrumentos que confluyan hacia un horizonte de crecimiento con justicia social», al tiempo que advirtió que «no hay más margen para el deterioro económico sin riesgo de descomposición social», en el marco de una reunión del consejo directivo.

El consejo directivo de la central obrera se reunió en la sede de Azopardo al 800 por primera vez en el año, tras lo cual difunió un documento en el que llamó a lograr un consenso que «promueva el desarrollo, la producción y el trabajo para el crecimiento nacional».

En el texto, la conducción de la CGT que colideran Héctor Daer, Carlos Acuña y Pablo Moyano advierte que «la sociedad argentina atraviesa una compleja crisis económico-social, heredada y agravada por un escenario de inestabilidad macroeconómica manifestado a través de una escalada inflacionaria creciente».

«Esa escalada pulveriza el poder adquisitivo de los salarios, provoca escasez de divisas, informalidad laboral y un aumento de la pobreza estructural, que ya alcanza el 40 por ciento, lo que es inaceptable y condena a la marginalidad a millones de argentinos y pone en serio riesgo la cohesión social», sostiene el pronunciamiento de la central obrera.

También, afirma que los índices inflacionarios y de pobreza deben encabezar las prioridades para adoptar medidas y acciones urgentes, a la vez que sostiene que la totalidad de la dirigencia debe tomar conciencia de que «no hay más margen para el deterioro económico sin riesgo de que se produzca la descomposición social».

La CGT reclama que se geste un acuerdo para alcanzar acuerdos básicos que permitan diseñar un programa de mediano y largo plazo.

«Las especulaciones cortoplacistas de una etapa preelectoral no deben postergar los acuerdos estratégicos, en el contexto de un modelo de crecimiento sostenido e inclusivo», remarca el texto.

Y exhorta a «toda la dirigencia política, sin distinciones ni diferencias entre oficialismo y oposiciones circunstanciales» a «asumir el compromiso en la sucesión de crisis recurrentes, que a través de los años llevaron al país a la actual situación».

«El contexto económico-social es tan grave que no permite especulaciones personales ni sectoriales. De la crisis se saldrá con consensos mayoritarios y sobre la base de políticas de Estado orientadas a poner en marcha las potencialidades productivas del país», enfatiza el documento.

También asevera que está dispuesta a contribuir a la construcción de un gran acuerdo basado en la producción y el trabajo, por lo que plantea la necesidad de reducir los índices de inflación, que es «un verdadero impuesto a la pobreza que deteriora los salarios, afecta la previsibilidad de las inversiones e impacta de forma negativa en todas las variables».

La CGT también demanda el fomento al trabajo argentino con políticas exportadoras con valor agregado; el fortalecimiento de los sistemas de salud y seguridad social; la promoción de la movilidad social ascendente y de la justa redistribución de la riqueza para revertir la concentración del ingreso y promover el equilibrio en la relación capital-trabajo, y la recuperación de la independencia económica de la Argentina.

«La CGT reclama un mayor compromiso de responsabilidad social empresaria de los formadores de precios; más participación de la ciudadanía en los asuntos nacionales; la reconstrucción de un Estado promotor del desarrollo, que proteja los recursos estratégicos y explote las riquezas; el cuidado del medio ambiente y el análisis de los cambios en el mundo laboral asociados a las tecnologías de la información, la inteligencia artificial y la automatización de los procesos productivos, promoviendo el diálogo entre todos», añade.

Por último, la CGT solicita un modelo económico de crecimiento inclusivo que privilegie la cultura y el valor del trabajo, que distribuya de forma equitativa el fruto de ese esfuerzo y que se asuma que «los derechos de los trabajadores son la condición necesaria para una sociedad con más y mejores oportunidades de prosperidad».

Déjanos tu comentario