Comienza a regir el dólar agro y el Gobierno espera que ingresen US$5000 millones para reforzar las reservas

0
2

La medida regirá hasta el 31 de mayo para el sector sojero. Además, por primera vez, el beneficio incluye a las economías regionales. La medida busca acumular dólares y ayudar al campo, golpeado por la sequía.

El ministro de Economía, Sergio Massa y el secretario de Agricultura, Juan José Bahillo.

A partir de este lunes, el Gobierno nacional pone en vigencia el nuevo dólar agro para que los agroexportadores y los productores de las economías regionales liquiden divisas y refuercen las reservas del Banco Central.

La medida, que eleva el tipo de cambio diferencial de $211 a $300, regirá hasta el 31 de mayo para el sector sojero. Además, por primera vez, el beneficio incluye a las economías regionales, que implementarán un régimen desde este lunes hasta el 30 de agosto.

Según planteó el ministro de Economía Sergio Massa en su anuncio, la medida persigue dos objetivos centrales: la acumulación de reservas en las arcas del Banco Central y la ayuda para el sector productivo afectado por la sequía.

“Pretendemos que se suspendan ejecuciones fiscales y bancarias, así como las percepciones de adelanto o de anticipo de impuestos que cobra el Estado. Queremos que los productores sientan que el Estado les facilita el acceso al mercado de crédito para una mejor etapa que vendrá en mayo con la llegada de la lluvia”, argumentó Massa.

El Gobierno busca que los productores aceleren las ventas de soja.

Según calculó el Secretario de Agricultura, Juan José Bahillo, la soja y sus derivados aportarán al menos US$5000 durante el mes y medio que dure esta disposición. Mientras que las economías regionales sumarían otros US$3500 millones.

Esta suma supondría una mejora en la performance exportadora de entre el 25% y 30% respecto al promedio liquidado en campañas anteriores, gracias a los incentivos.

La nueva paridad llevaría a que la tonelada de soja se comercie en el mercado local a un valor cercano a los $105.000, sensiblemente por encima de los $70.000 que se ofrecían antes de conocerse la nueva implementación del Programa de Incremento Exportador (PIE).

Desde el sector privado, tanto la cadena sojera como las cámaras que agrupan a producciones de economías regionales también apoyaron la creación del denominado dólar agro, al considerarlo como una “medida positiva”, tanto por el contexto de suba de costos para la producción, como así también para poder paliar los efectos de la sequía.

Las condiciones para acceder al nuevo tipo de cambio exportador

El titular del Palacio de Hacienda espera que la recuperación de competitividad se vea reflejada en los precios de mercado interno y pidió que se respeten tres condiciones:

Participar del programa de precios.

Mantener el empleo.

Garantizar volumen y abastecimiento de los productos comprometidos.

De no cumplir con estos requisitos, las empresas “serán dadas de baja” y no podrán acceder al tipo de cambio diferencial.

Déjanos tu comentario