Chaco: mataron a puñaladas a una pareja de docentes

0
4

Una maestra jardinera y su novio, un profesor de Química, fueron asesinados a puñaladas en la vivienda que ocupaba la joven con sus tres hijos, en el barrio Cacique Moreno de Quitilipi en la provincia de Chaco. La ex pareja de la mujer es buscado como principal sospechoso.

Antonella Soledad Altamirano, madre de tres criaturas, prestaba servicios en el Jardín Nº 252 y fue asesinada a cuchilladas en su casa. La otra víctima es su novio y vecino, Evaristo Saux, quien ejercía en el Instituto “Juan José Gualberto Pisarello” y en la U.E.P.G., Nº 22, colegio de Fátima.

El hecho ocurrió este miércoles, alrededor de las 10.45, en una vivienda ubicada en la calle Madre Teresa de Calcuta Nº 212 del Barrio Cacique Moreno y Ruta Provincial Nº 4, en las afueras de la ciudad. Los vecinos del lugar llamaron al 911 alertando a la policía sobre dos personas heridas en el lugar.

Cuando los efectivos llegaron encontraron a las víctimas sin vida tirados en el suelo de la galería de la casa que habitaba Antonella con sus dos hijos de 10 y 3 años. El atacante sin piedad degolló a la mujer a la que previamente le aplicó varias puñaladas en distintas partes del cuerpo. Lo mismo hizo con el novio de la maestra a quien le aplicó varios puntazos hasta darle muerte. Las constataciones estuvieron a cargo de la Dra. Cáceres del Hospital de Quitilipi, el ayudante del Fiscal en turno y la médica forense Dra. Grand.

Los menores al momento del crimen se encontraban con los abuelos paternos. Aparentemente, cuando el padre de los niños los encontró en la casa de los abuelos, les preguntó por la madre y allí se enteró que estaba con el profesor de Química. Preso de los celos, tomó un arma blanca fue hasta el lugar y allí habría cometido el doble crimen, según las primeras hipótesis policiales.

El presunto autor del doble crimen, identificado con las iniciales F.E. alias “Panchi” , padre de los dos niños, es buscado intensamente por la policía Chaqueña. Trascendió que tenía antecedentes de violencia familiar, pesaba sobre él una restricción de acercamiento y hasta el momento fue el único señalado por los familiares y vecinos como máximo sospechoso por los constantes malos tratos para con su ex e hijos.

La Fiscalía dispuso la intervención del Gabinete Científico.

Déjanos tu comentario